viernes, septiembre 30

nº 2457886920

A veces es estúpida, se comporta como una cría y me pone nerviosa. Hoy por ejemplo se está pasando de la raya. Ha llovido, y se ha quedado en casa todo el día, pero en realidad no ha hecho nada productivo, y la pila de deberes sigue intacta en la mesa. En días como ese parece ausente, no ríe, apenas come, y de vez en cuando le entran ganas de llorar. Al escuchar su voz parece que se ha recuperado, le necesita más que nunca, o se va a volver loca. Lo sé, la conozco perfectamente, le quiere demasiado como para separarse de él, sé que no lo superaría. Está falta de cariño, hoy su corazón se ha hecho pequeñito de repente, pero guarda la esperanza de que mañana crezca de golpe con uno de sus besos. Cómo le ama… No había visto nunca nada igual. Esta noche le dirá palabras bonitas, la conozco y sé que ella también las esperará a cambio. Dulce y jodida adolescencia. Cuántos corazones habrás roto ya.  


1 comentario:

Mandarina dijo...

Mmmmm yo a los dieciseis no lo conocía :)
Bienvenida de nuevo!