lunes, julio 25

there's a party on the rooftop of the top of the world

A veces cometemos errores sin querer. Otras veces, lo hacemos intencionadamente, y otras muchas veces, cometemos errores intencionalmente mientras no somos conscientes de lo que de verdad pasa y lo que está a punto de ocurrir. A veces tenemos impulsos que no sabemos evitar, otras veces, impulsos que no podemos evitar, y otras muchas veces, impulsos que no queremos evitar. No caer en la tentación es jodidamente difícil, y una vez dijeron que la mejor forma de evitar la tentación es caer en ella, y lo que venga luego, ya nos atacará indefensos, solos ante el peligro de venirse abajo, pero tampoco hay que olvidar que no se debe uno arrepentir por algo que en su momento nos hizo sonreír. No sabemos lo que queremos, nos perdemos, amamos y olvidamos, y volvemos a amar. Cuando tenemos lo que queremos no sabemos qué hacer y últimamente abundan los “culo veo, culo quiero”, que todo lo quieren y todo lo desean, hasta que se pierden y nos perdemos todos en este mundo de locos. Y al perdernos, a veces no nos encontramos porque ya no nos reconocemos a nosotros mismos. Locos he dicho, locos.



{Ya me tenéis de vuelta por aquí, Alemania estuvo genial, y ahora me espera lo mejor del verano, las fiestas de los pueblos! Como ya he puesto en mi tablón de tuenti (que si alguien lo quiere me lo puede pedir), es tiempo de bailar, reír, beber, hacer el loco, motivarse, hacerse fotos de mañaneo, y pasar un rato de puta madre con los mejores amigos que se pueden tener! }

2 comentarios:

Mandarina dijo...

Bienvenida de vuelta!!

(: dijo...

Precioso!