domingo, junio 5

Hacer el amor, despeina. Reírte a carcajadas, despeina. Viajar, volar, correr, meterte en el mar, despeina. Quitarte la ropa, despeina. Besar a la persona que amas, despeina. Jugar, despeina. Cantar hasta que te quedes sin aire, despeina. Bailar hasta que dudes si fue buena idea ponerte tacones altos esa noche, te deja el pelo irreconocible... 
Así que, ¡perdonarme si me veis con pelos de loca!

5 comentarios:

Rafael Garcia dijo...

Hola! Bueno, por fin tengo el placer de anunciarte de que mi nuevo relato esta listo para disfrutarlo en mi blog. Espero que sea de tu agrado y pido disculpas por la tardanza. Gracias! Un beso.

September dijo...

Eso quiere decir que haces todo eso! ¡Encantada de verte con esos pelos! ;)

Mandarina dijo...

Yo llevo SIEMPRE unos pelos... pero esque lo que comentas, haga lo que haga, por más que lo tenga peinado en cuanto me muevo...no me voy a quedar cual estatua!!:)

Chica Gris dijo...

Los pelos de loca siempre significan cosas buenas :)

Capitán Dido, de nombre Hund dijo...

¡Qué envidia!.