lunes, mayo 16

tu tictac y el mío son el mismo son

Y así, como quien no quiere la cosa, un nuevo sentimiento empieza a florecer dentro de ti. Su nombre es impronunciable, su significado, ininteligible para casi todos, pero su duración, aparentemente eterna.
Y entonces te da por pensar, y piensas, y de tanto pensar, te vuelves loca, pero te da igual, porque tú ya estás loca, así que te gusta estarlo más cada día, y más por él. Y es en ese momento, justo después de ver una película conmovedora, cuando le llamas, escuchas su voz, os decís te quiero. También es justo el segundo exacto, en el que una sensación, sospechosamente parecida a la felicidad, nace en tu corazón, y escapa de tus dedos, creando algo que puede que nadie lea, pero que te va a dar igual. Por que en ese momento, piensas que todo es maravilloso, que ahí fuera hay personas maravillosas, con corazones de oro y plata, y cobre si hace falta, y más personas que les cuidan para que no se les oxide el corazón, y viceversa. Y luego miras a tu alrededor, y te das cuenta, de que tu corazón, por alguna extraña razón, o quizás por fortuna del destino, brilla cada día más, gracias a él. 

3 comentarios:

Don't be afraid to fly .. ♥ dijo...

Qué bonito, cuando estás enamorada, todo se ve de otro color :)
Un besito ♥

Mandarina Fruitti dijo...

Hola! A mi también me pasa eso de no saber como es la sensación... precisamente he hablado algo así en mi blog :)

September dijo...

Me ha gustado. Supongo que hablas del amor (=P) o de lo que implica estar enamorada (en mí caso dos conceptos distintos).