jueves, abril 14

eso dicen

Dicen que al mal tiempo buena cara, que después de la tormenta siempre llega la calma, pero que al fin y al cabo las cosas nunca cambian. Que todo lo que sube baja, pero que agua que pasa no mueve molinos. También dicen que todo el mundo merece una segunda oportunidad, pero que segundas partes nunca fueron buenas; que quien tiene boca se equivoca y que rectificar es de sabios. Que querer es poder y hace más quien quiere que quien puede, pero que quien todo lo quiere todo lo pierde, además que de donde no hay no se puede sacar. Que quien no arriesga no gana, que quien la sigue la consigue. Que no por mucho madrugar amanece más temprano, pero que a quien madruga Dios le ayuda. Que si te pica te rascas, que todo lo que escuece cura. Que no hay mas ciego que el que no quiere ver, que a palabras necias oídos sordos pero que a buen entendedor pocas palabras bastan. Que la confianza da asco. Dicen que no hay mal que por bien no venga. Que ojos que no ven corazón que no siente y que perro ladrador poco mordedor, que nunca digas de este agua no beberé porque a buen entendedor pocas palabras faltan. Y yo les digo, que del dicho al hecho hay un buen trecho. Y que quien no corre vuela, que ya se sabe que las apariencias engañan y que por supuesto que no es oro todo lo que reluce. Y mira que quieres que te diga si quien avisa no es traidor, que si te he visto no me acuerdo, y que a rey muerto rey puesto. Que más vale solo que mal acompañado.



{texto no mío, es demasiado bueno :$ }

7 comentarios:

September dijo...

¡Toma refranero español!
Si te das cuenta, todos están enfocados desde una actitud optimista, pero prudente (:

Un saludo, y siento no pasarme tanto, ahora que son vacaciones ¡atacaré! <3

Poppy dijo...

¡Haaaaaaala!
¿De quien es? Porque es brutal, me ha encantado. El otro día leí en no sé donde justo lo de " Que no por mucho madrugar amanece más temprano, pero que a quien madruga Dios le ayuda." y la contradicción que supone. Pensando fui consciente que hay muchos refranes que se niegan unos a otros pero aún así nosotros lo utilizamos.
Es curioso como nuestro estado de ánimo nos lleva de un lado a otro, y como recurrimos al refranero en tantas ocasiones para explicarlo.
Somos geniales, siempre tan contradicctorios con nosotros mismos.


Por cierto, ultimamente te leo y no comento, es porque ando en otras cosas.. dejemoslo en perdida.

Miércoles dijo...

Es, sin mas rodeos, impresionante :)

Despertar de las sombras dijo...

Estupida!
Tu haces textos mejores si te lo propones!
Y si, ya reconocía este texto y me sonaba que tuyo no era...
Pero igualmente sigues siendo una gran escritora...
Por cierto, que pasa, que estas con un radar para que cada vez que actualizo enseguida lo lees?
Me sorprendes cada momento!
=)
Un besazo!

E. dijo...

Muy bueno, aunque he de admitir que me he perdido en varias ocasiones, nunca he sido buena con los refranes.

marta dijo...

solo digo una cosa: esto del beber es como el rascar, todo es cuestión de empezar. Y prácticamente en todo es igual una vez que empiezas, sigues adelante mejoras, te caerás pero siempre te vas a levantar y cada vez que lo hagas habrás aprendido algo nuevo.

Rafael Garcia dijo...

Hola, como siempre, me encanta tu blog!
Por cierto, ayer actualizé el mio con un nuevo relato, pasate si quieres. Espero que el texto sea de tu agrado, esperando que puedas sentir algo y pasar un buen rato. Gracias! Un beso.
http://rafael1garcia.blogspot.com/