martes, marzo 22

Si el amor es la respuesta... ¿podrías repetir la pregunta?

Resulta increíble lo que puede llegar a conseguir el amor. ¿Qué es eso del amor realmente? Nadie parece saber definirlo con exactitud. 
Mucha gente, y aquí me incluyo, escriben sobre el amor desmesuradamente, como si explotaran la palabra hasta desgastarla, hasta conseguir decir con palabras eso que sentimos y que llamamos amor. A mí se me suele dar bien lo de describir sentimientos, emociones, usar las palabras vaya. Pero en estos temas nunca estoy del todo satisfecha. Es como que intento hablar de lo que siento, pero no sé cómo. Puede que sea cierto eso de que a veces sobran las palabras, o que un beso vale más que mil palabras. Sí, probablemente sea cierto. 
Yo lo único que sé, es que esa palabra de cuatro letras esconde algo enorme. ¿Parece mentira no? ¿Por qué elegir una palabra tan corta? ¿De verdad con cuatro letras quedan plasmados todos esos sentimientos? No soy quién para decidir sobre el porqué de las palabras, pero a mí, me parece increíble que algo tan corto esconda algo tan enorme y abismal. Abismal, sí, esa es la palabra. Es todo como un abismo, ¿no? Que da miedo. Ya lo dicen en una película; da miedo pero es bonito. Tener tanto que perder es bonito
No voy a centrarme en el simple hecho de ganar o perder, cada uno sabrá por qué pierde algo que quiere. Simplemente estoy aquí tumbada en la cama, a las doce menos diez de la noche de un día lleno de disgustos y sofocones, y de repente, me ha dado por preguntarme cuestiones más allá de la propia palabra amor. ¿Es como metafísico no? Uf, perdonad, tengo examen de filosofía la semana que viene y ya empiezo a mezclar conceptos. No, pero pensadlo, ¿es como metafísico no? Más allá de lo físico, literalmente. Pues eso. Mucho más allá, allá donde todo el mundo, y digo todo, que incluso el más guay del barrio, el más pobre del país, o la más rica de Estados Unidos, lo pueden notar. No hay excepciones, pues el amor se personifica en cada uno de nosotros, de una forma o de otra, pero siempre lo hace. 
Personalmente, pienso que la palabra en cuestión, encierra una fuerza sobrecogedoramente salvaje, que nos impulsa a hacer locuras, (de ahí el dicho estar loco de amor por alguien), y a sentirnos extrañamente bipolares, como si nos hubieran puesto una fina capa extrasensible alrededor del cuello, y a todo lo que impida o dificulte, por muy tontería que sea, el transcurrir de ese amor, puede originar consecuencias tales como lagrimeo ocasional, sentimiento de comometoquesterevientoaquímismoandanotoquesloshuevos..., o simplemente indiferencia o pasotismo ante todo lo que nos rodea. Y a veces, todo ese remix de sensaciones, pueden hacernos sentir… … … 
Dejadlo, es imposible continuar este texto. A menudo las cosas del amor son así, impredecibles, insospechables, impresionantes, hasta tal punto, que incluso yo, que respecto a mi novio no me puedo quejar de absolutamente nada, no puedo evitar sentirme a veces frustrada. Tan sólo de pensar en la cantidad de sentimientos que una palabra puede traernos de la mano de una sola persona.

5 comentarios:

Hope dijo...

El amor es un sentimiento muy complejo, muy realizador pero a la vez devastador. No está de mal andar con cuidado, pero la verdad, es que te incita a seguir probándolo. Es gratificante, impredecible, como tú dices. Y creo que además de algunas frases, lo único que demuestran este fuerte sentimiento, son los actos y las ganas de amar (:

Loca por los tacones dijo...

Hola!!!!
si gratificante e imprecedible, pero qué hariamos sin él???
besos!

Loca por lo tacones

Poppy dijo...

Prrrrr, no más amor por favor. Vaya día llevo, ya sabía yo que pasarme hoy por aquí me iba a poner más sensible.

Que concepto más idealizado del amor, el que nos gusta tener a todos. En la mayor parte de las ocasiones el amor sólo trae catastrofes, porque las personas somos así, nos acordamos de lo malo y no de lo bueno. Nos ponemos en un avismo solo por el placer de luchar contra el tiempo, incluso a veces jugamos con nosotros mismos a poner fecha de caducidad a una palabra; a un sentimiento. Somos horribles y crueles con nosotros mismos, con nuestra felicidad. El amor es algo que va y viene, que nunca podemos tocarlo, caprichoso y con un sentido del humor bastante negro.
Además es tan creído, cuando no lo tienes lo quieres, cuando lo tienes muchas veces lo repudias, y él siempre por ahí caminando, intentando hacer de las suyas. El amor es un mal con el que nos encanta convivir, y que necesitamos para sentirnos vivos. Puto amor.

Como ves estoy en plena catarsis de antiamor/proamor ... no se que quiero. ¿La culpa de quien es? Ah si, de mi amigo Amor.



Aún no he visto Cisne Negro, el otro día pensé que sí pero finalmente nos decantamos por El discurso del rey.

Poppy dijo...

He escrito "avismo" horrible. ABISMO.

Por cierto "El amor es un mal con el que nos encanta convivir, y que necesitamos para sentirnos vivos" creo que voy a pasarlo por derechos de autor, porque me ha quedado tan bien xDDDDD

La Tua Cantante. dijo...

qué bonita entrada! me hace pensar y tal... en fin, sigue así guapa :)