viernes, febrero 18

-que los principios suelen estar donde tú los dejas, una y otra vez..

Se debería empezar muriendo y así ese trauma está superado. Luego te despiertas en una residencia mejorando día a día. Después te echan de la residencia porque estás bien y lo primero que haces es cobrar tu pensión. Luego en tu primer día de trabajo te dan un reloj de oro. Trabajas cuarenta años hasta que seas bastante joven como para disfrutar del retiro de la vida laboral. Entonces vas de fiesta en fiesta, bebes, practicas el sexo y te preparas para empezar a estudiar. Luego empiezas el cole, jugando con tus amigos, sin ningún tipo de obligación, hasta que seas bebé y los últimos 9 meses te pasas flotando tranquilo con calefacción central, room service, etc.

-¡Y al final abandonas este mundo en un orgasmo!

El texto no es mío, tampoco sé decir de quién es¬¬ me lo mandaron via evento del tuenti^^ Ando con poca imaginación y unas ganas sobrenaturales de que llegue el sábado que viene. ¡Este body se hace mayor! :'D


3 comentarios:

E. dijo...

Pues no sé quién lo escribiría, pero me encanta :) Es muy "Curioso caso de Benjamin Button".

muy sucia para vos. dijo...

me encanto el titulo.. rompamos todo menos nuestros corazones! jajaja sos grosa.
pasas ?

Hope dijo...

Es como una historia al revés (: