sábado, febrero 19

Próxima parada: FELICIDAD

Los sueños.
A menudo los tenemos, pero creemos que no los vamos a hacer realidad, es más, a veces, incluso estamos convencidos. Yo creo que cuando se llega a esa tal vez errónea conclusión, ellos, los sueños, se mueren, dejan de existir, y se convierten en uno de los miles de pensamientos que pasan por nuestras cabezas.
Los sueños están hechos para creer en ellos, luchar por conseguirlos. Si no, ¿de qué nos sirven?
                                
Claro que se puede soñar cosas completamente inverosímiles, como comprar una casa en la Luna, poder volar, o tener poderes mágicos.
Pero los sueños, los de verdad, ésos, si luchas por ellos, se consiguen, tarde o temprano, se tienen que conseguir. Sólo hay que tener fe en uno mismo, no rendirse, e ir a por todas. En la vida hay que tener sueños, propósitos, y no perder nunca la esperanza de poder realizarlos. 

2 comentarios:

E. dijo...

Muy cierto eso de que los sueños mueren cuando pasan a ser pensamientos... vivimos de esperanzas, supongo, porque nos ayudan a seguir adelante :)

Tu boca no se ha dado cuenta aun dijo...

Me encanta lo que pusiste, es totalmente sincero y realista.
Los sueños son sueños, uno sabe en el fondo cuales son posibles y cuales no. Vos podes decir que queres tener alas pero sabes que en realidad no podes. Vos podes decir que te rendis porque sabes que no podes estar con tal persona porque es imposible, pero tambien sabes, que no es tan cierto, porque que lo veas dificil o distante no quiere decir que no sea un sueño posible. Todo esta en ser sinceros con uno mismo.