jueves, enero 20

Amor propio. Uf, difíciles palabras parece ser. Deberíamos querernos un poco más a nosotros mismos ¿no? Bueno sí, eso de tirarse flores está mal visto, pero un poco de autoestima digo yo que no hace mal a nadie. Todos tenemos amigos, familia, pareja, aunque sea la vecina del cuarto, pero en la vida de cada persona siempre hay como mínimo una persona que sabemos que es real, y se va a quedar contigo, que te conoce y no te olvidará. ¿Pero qué pasa cuando nos olvidamos de nosotros mismos? ¿De cuando nos abandonamos, cuando ya no nos reconocemos en el espejo? ¿Acaso hay un botón para retroceder? Llamádme perspicaz, pero creo que no lo hay. Por eso hay que cuidarse día a día, darse de vez en cuando algún que otro capricho, y aceptarnos a nosotros mismos tal y como somos, sin intentar cambiar. Somos lo que ha tocado, azar y genética en un mismo cuerpo. O se apechuga con lo que se tiene, o estamos perdidos. Y quien se pierde a sí mismo, tiene un poco chungo lo de encontrarse años más tarde.


1 comentario:

LeyreHearMeTonight dijo...

Por mucho que quede de narcisista, antes que a nadie nos tenemos que querer a nosotros mismos...
Porque si no nos queremos nosotros, quien lo va a hacer?