domingo, noviembre 14

¿Te vienes? Invito yo.

Venga, ¿Coges ese avión conmigo hacia ninguna parte? Yo pongo la gasolina, una botella de vino y muchas ganas. Te prometo sonrisas, lágrimas, alguna que otra discusión y miradas a los ojos eternas. Te prometo no sólo los buenos días, si no sobretodo nuestras mejores noches. A mi sólo me gusta la gente loca, seamos dos locos en este mundo de cuerdos. Rompamos todo menos nuestros corazones. Cosámonos las heridas y que todo sea como comenzar de nuevo. Yo en tu pecho, tú acariciándome el pelo. Viaja conmigo por todos los países del mundo y vayamos tachándolos en nuestro mapamundi particular, hecho de sueños. Yo sólo quiero sonreír hasta que se me erice la piel, sólo quiero ver todos los faros del mundo, todos los mares. Conocer el silencio desde todas las puntas del mundo. El rugido del mar en los acantilados, su bella canción en las playas azules. Perderme en las estrellas por la noche y en las nubes por el día. Tremenda cabecita llena de pájaros. Y de todos los colores, por supuesto. Volar con la música callejera y la del andén del metro, escribiendo en servilletas las frases que nunca me atreveré a decir. Conocer almas sedientas de vida cada noche, olvidarlas al día siguiente. Pero sobretodo, quererte a rabiar.
¿Me acompañas?

1 comentario:

268. dijo...

Realmente precioso! Escribes realmente genial y el sentimiento que llevan tus textos acompañado con la musiquilla (ni la de Harry Potter, ni la de Amelie..sino la otra que nose como se llama, que por cierto me encanta)hace emocionarte...